Inicio > ESCLAVITUD de NIÑOS en CHINA para fabricar nuestros regalos navideños

ESCLAVITUD de NIÑOS en CHINA para fabricar nuestros regalos navideños

30/11/2004 

Los juguetes que se piden a los Reyes Magos en Occidente son fabricados en muchos casos por menores que trabajan hasta 14 horas al día, 7 días a la semana, para obtener un mísero sueldo



Por Victor Ruiz
ForumLibertas


Estamos en puertas del mes en que se celebran las fiestas navideñas y, dentro de poco, los niños occidentales prepararán su carta a los Reyes Magos para que éstos les traigan sus juguetes preferidos. Sin embargo, en muchos casos estos juguetes “made in China” procuran la felicidad de los niños de los países desarrollados a costa del sacrificio y la explotación de niños chinos que trabajan 14 horas al día, 7 días a la semana, a cambio de un sueldo de miseria.

En la mayoría de estos casos, se come y se duerme en la misma factoría en la que se trabaja e incluso se tienen limitadas las visitas al servicio a dos por turno. Según el reportaje publicado por el diario EL MUNDO el pasado 28 de noviembre en las páginas de CRÓNICA, alrededor de un millón de trabajadores que realizan su labor en condiciones de explotación mantienen a flote uno de los más

Los juguetes “made in China” de nuestros hijos son a costa del sacrificio y la explotación de niños chinos que trabajan 14 horas al día, 7 días a la semana, a cambio de un sueldo de miseria.

lucrativos negocios que existen, sobre todo en estas fechas. Dos ciudades chinas destacan en todo el mundo en la fabricación de juguetes: Shantou y Dongguan, en la provincia de Guagdong, aunque en la misma región se concentran más de 3.000 factorías.

Cárceles laborales

Pequeños talleres e inmensas industrias de hasta 4.000 trabajadores ocultan en muchas ocasiones auténticas cárceles laborales, con ventanales enrejados y puertas cerradas a cal y canto. Los empleados no pueden salir de los edificios, vigilados por guardas de seguridad, y no existe ningún sistema eficaz de inspección. Los
Pequeños talleres e inmensas industrias de hasta 4.000 trabajadores ocultan en muchas ocasiones auténticas cárceles laborales, con ventanales enrejados y puertas cerradas a cal y canto.
trabajadores están obligados a memorizar unas 50 respuestas que deben dar a los inspectores laborales, en el improbable caso de que se presenten, que “suavizan” hasta la normalidad sus condiciones de trabajo.

El sueldo de un joven trabajador puede rondar los 49 euros al mes, más 10 céntimos por cada hora extra que realiza. El Gobierno chino tiene establecido el salario medio en las fábricas de juguetería en alrededor de 55 euros al mes, pero la realidad es menos generosa y en demasiados casos ni siquiera se cumple el sueldo mínimo de 40 euros.

Barbie ejecutiva, un sueldo

Según el mismo reportaje, uno de los juguetes favoritos de las niñas occidentales, la muñeca Barbie, procede de dos plantas chinas que la empresa Mattel tiene en el sur del país, con una plantilla de 8.000 empleados. La “Barbie ejecutiva”, de moda este año, cuenta entre sus accesorios con un mini ordenador portátil de plástico que se vende por cerca de 50 euros, el sueldo de un mes de los trabajadores que lo producen.

Las grandes multinacionales del sector, al mismo tiempo, eluden su responsabilidad en estas situaciones de explotación contratando a intermediarios que negocian directamente con los fabricantes.

Así, mientras en todo el mundo se celebran las fiestas navideñas y los niños esperan con ilusión sus regalos pedidos a los Reyes Magos o bajo el árbol de Navidad, símbolo de paz y amor, tiene lugar una auténtica paradoja en la sociedad occidental: muchos niños son felices y se divierten a costa de la explotación de otros niños de su misma edad.







MAS INFORMACIÓN SOBRE ESCLAVITUD INFANTIL




Solidaridad.net

Imprimir artículo
Suscríbase a nuestro boletín