Miércoles 24 Enero 2018

¿Por qué amo la escuela? Papa Francisco

 Encuentro en Roma con cerca de 300.000 escolares italianos

 Radio Vaticano 10/5/2014

  Encuentro del Papa Francisco con más de 100.000 escolares italianos

   

2p

Sabemos bien que hay problemas y cosas que no van bien, lo sabemos. Pero vosotros estáis aquí, nosotros estamos aquí porque amamos la escuela. Y digo “nosotros” porque yo amo la escuela, la amé de alumno, de estudiante y de profesor. Y después de obispo. En la diócesis de Buenos Aires me encontraba a menudo con el mundo de la escuela, y hoy os doy las gracias, y hoy os doy las gracias por haber preparado este encuentro, pero que no es de Roma sino de toda Italia. Por esto os doy muchas gracias. Gracias.

¿Por qué amo la escuela? Intentaré decíroslo.

Estadísticas OCDE Ni-Ni

Ofrecemos a continuación el enlace al estudio estadístico completo tal y como venimos haciendo en el blog para facilitar el trabajo de reflexión en torno a los temas educativos que nos interesan.
 
 
 
 

Me llamo Iqbal Masih

¿Había escuchado Iqbal a Munnawarl contradecir a su patrón o se aproximó hacia los dos hombres por casualidad? El abogado de Sheikhupura afirma que dio una octavilla a Iqbal y a su hermano para invitarles a un encuentro y que tomó la precaución de invitar también a su patrón. El abogado se ofreció para acompañar después a los chiquillos al taller. Iqbal le pareció muy espabilado y el abogado militante del BLLF intentó no tensar las relaciones con Arshad pues sabía que podía quedarse en la cuneta a la menor apariencia de rebelión.

El mitin se centró en mostrarles que tenían unos derechos específicos que se debían respetar. Cuando Ehsan terminó su discurso y concluyó la manifestación, se dirigió, con el micrófono en la mano, hacia la quincena de chicos sentados en algunas esterillas pues sabía que las palabras de un niño conmueven más que las de los mayores.

Ehsan, no se había fijado en el niño de Haddoquey. Estaba pálido, parecía muy interesado, y cuando se puso a hablar con su hermano, decidió darle el micrófono. Al principio se echó atrás. Después se levantó: “Me llamo Iqbal MASIH…” y habló durante largo rato para contar en ‘punjabí’ y con voz temblorosa, algunas escenas cotidianas del taller. No era necesario estar demasiado alfabetizado, estaba contando su vida. Explicó cómo después de algunos meses, sus piernas doloridas le impedían dormir, dijo que su ‘paishgee’ no había parado de crecer por los préstamos de su madre y que dudaba devolverlos en toda su vida. Sobre Arshad, no dijo nada. Porque Iqbal no entendía todavía nada; sólo sabía que sufría mucho.

ADIOS ARSHAD

Al día siguiente se puso a hablar a los demás de esta famosa ley que abolía el trabajo de los niños esclavos, recuerda su madre: “No sabía ni por qué, ni cómo se había votado aquello; pero había comprendido que el ‘paishgee’ era ilegal y no quería oír hablar de ello”.

Ehsan exigió a su representante local, Munawar Virk, que protegiera al niño como a su propio hijo. El patrón de Iqbal cedió a las demandas del BLLF, dos días más tarde, y consintió que el niño marchara. Su ‘paishgee’ estaba en trece mil rupias. Tres días fueron necesarios para convencer a Inayat Bibi para se separara de su hijo y de los sufrimientos que le producían su trabajo con Arshad. Inayat intentó oponerse, pero Iqbal consiguió convencerla cuando Munawar prometió que el BLLF la ayudaría económicamente.

Iqbal, tomó rumbo a Lahore donde Ehsan le había sugerido visitarle con el fin de integrarle en una de las clases de Educación Primaria llevadas por el BLLF. En Lahore le esperaba, oculto por el edificio victoriano del Tribunal Supremo, el hogar de acogida de la organización, situado en la calle Fane, nº 13, en el último piso de un edificio en vías de derrumbamiento.

Malala Yousafzai, en defensa del derecho a la educación de los niños

 

Corto: El vendedor de humo

El vendedor de humo : Este corto animado plantea diferentes cuestiones alrededor de las cuales los alumnos tienen la oportunidad de reflexionar: el consumismo, la picaresca, cómo en ocasiones le damos demasiada importancia a las apariencias…
 

Mapa gastos militares y escolares

Un padre carga a su hijo paralítico a sus espaldas 28 kilómetros todos los días para que pueda ir al colegio

Yu Xukang, un padre que vive en el condado de Yibin (en el suroeste de China, aproximadamente a 2.000 kilómetros de Pekin) ha conmovido al mundo después de saberse que, todos los días lectivos sin excepción, carga con su hijo discapacitado a la espalda para llevarle a la escuela en un trayecto de 28 kilómetros...

 

Xukang tomó esta determinación después de saber que su hijo, el pequeño Xiao Qiang -de tan solo 12 años- carecía de movilidad en las piernas. Por ello, acondicionó una cesta de mimbre en la que transporta a su hijo día si y día también. El padre, que se separó de su esposa hace 9 años, decidió entonces que su hijo sería lo primero en su vida.

 

"Sé que mi hijo tiene una discapacidad física pero no hay nada malo en su cabeza. El problema es que no he podido encontrar un colegio con las facilidades para aceptarlo y era constantemente rechazado. De hecho, el único lugar donde hallé una plaza para él fue en la escuela primaria Fengxi en la ciudad de Fengyi".

     

buscar

@solidaridadnet

 

Síguenos