Sophie Scholl frente al Totalitarismo

Merece la pena conocer la vida y la muerte a los 22 años de Sophie Scholl. Fue una de las integrantes del conocido grupo estudiantil de resistencia contra el nacional-socialismo “La Rosa Blanca” que actuaba en Munich. Constituido por los hermanos Scholl y una serie de amigos, estudiantes y profesores, lograron tener un notable impacto en su entorno, a pesar de la brutalidad con la que los nazis reprimían cualquier conato de oposición a su régimen. Su profunda fe la hizo sentirse responsable por las víctimas de la dictadura por lo que ella y sus amigos trabajaron a destajo para abrirles los ojos al resto de los alemanes sobre los crímenes contra la humanidad que Hitler estaba cometiendo.  índice

En el libro descubrimos a Sophie como una chica normal y “moderna” a la que le gusta bailar con música americana y viajar con sus amigos y que sirve perfectamente de modelo social para cualquier joven actual. Pero también la conocemos como una chica profunda que en sus diarios y cartas se pregunta por el sentido de su vida siendo aún una adolescente, enraizada en una familia de fuertes valores humanísticos y religiosos.

Además de dar a conocer su vida y trasfondo histórico, el libro investiga a fondo el fenómeno del totalitarismo, comparándolo con la dictadura, llegando a llamar el nacional-socialismo “la última gran dictadura y el primer gran totalitarismo”.

Define la dictadura como “aquel régimen que impone su poder a través de la violencia en contra de la voluntad sus ciudadanos”, mientras que considera que el totalitarismo es un régimen en el que “los poderosos seducen a través de múltiples recursos (medios de comunicación, subvenciones,…) a los ciudadanos, invadiendo totalmente todos los aspectos de su vida, hasta el punto de que éstos hacen voluntariamente suyos los puntos de vista de aquellos”. Afirma que Hitler todavía necesitaba la fuerza física para disciplinar o asesinar a un gran número de opositores (dictadura), pero consiguió con la propaganda y una serie de “beneficios sociales” construir ya un amplio consenso en el pueblo alemán hasta conseguir que lo apoyara tan inconciente como incondicionalmente (totalitarismo).

El libro, de hecho, presenta la historia de Sophie Scholl como un paradigma de la lucha asociada contra cualquier totalitarismo, particularmente el del capitalismo financiero y consumista que hoy en día configura nuestras vidas y causa, con sus muertes por guerras de sangre y de hambre en el tercer mundo cada año muchas más víctimas que la segunda guerra mundial.

Basado en documentos y testimonios originales, muchos de ellos nuevos para la investigación histórica (actas de los interrogatorios de la Gestapo descubiertas en los archivos de la Stasi tras la caída del muro, cartas a quien fuera su novio no disponibles hasta después de su muerte en 2001 o testimonios personales de su mejor amiga en 2009) y que en su mayoría no se habían traducido previamente al español, este libro es tanto una joya para la lectura personal o en grupo (colegio, catequesis, partido, sindicato,…), como una excelente herramienta de trabajo en asignaturas como Historia, Ética, Religión, Educación para la Ciudadanía, etc.