África subsahariana necesita más profesores

Un nuevo informe de la UNESCO alerta del problema de la escasez de profesores que afronta África Subsahariana. Un tercio de los países de la región necesitarán contratar maestros a un mayor ritmo por la creciente demanda de educación de una población en edad escolar que va en aumento. Además, más de dos millones y medios de profesores se jubilarán en los próximos años o tendrán que dejar su cargo a causa de enfermedades.
 

Globalmente, el 46% de la escasez mundial de maestros de escuelas de primer ciclo se produce en África Subsahariana, según la agencia de Naciones Unidas que también reconoce que muchos gobiernos ya se están esforzando para lograr el objetivo de alcanzar la educación universal en 2030.
 
Países como Etiopía han ampliado su cuerpo docente en un promedio anual superior al 10% desde finales del siglo pasado, lo que le permitirá satisfacer su demanda de educación primaria y secundaria.
 
No es el caso de otros países. La tendencia ha empeorado en Costa de Marfil, Eritrea, Malaui o Nigeria. Yibuti tendría que contratar un 17% más de maestros hasta el 2030 para lograr establecer la educación universal, lo que no es muy probable según algunos expertos, —dice la publicación The Africa Report—, porque el país no cuenta con los recursos suficientes. Más de lo mitad de los niños no están escolarizados en el país del cuerno de África.
 
Por otra parte, Camerún, Namibia o Lesoto, se han adaptado a la contratación necesaria de docentes según el Instituto de Estadística de la UNESCO
 
Hace unos meses otro documento de la UNESCO titulado "La Enseñanza y el Aprendizaje: alcanzando la calidad para todos", aseguró que la existencia de profesores competentes era el elemento clave para la mejora educativa, y pedía a los gobiernos que se esforzaran en conseguir contratar a los mejores.
 
El 10% del gasto dedicado a la enseñanza primaria a nivel mundial se malgasta en prácticas de mala calidad.
 
De la revista Mundo Negro